El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ante la proximidad de las fechas navideñas, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y a la moderación a los cacereños y cacereñas, “estamos viendo como nos pasan factura los últimos puentes, y como empezamos a tener datos preocupantes en la ciudad; por tanto debemos ser prudentes, si no lo pagaremos muy caro”.

“Tenemos que moderarnos mucho”, ha incidido, “viene una Navidad que puede dejar como resultado mucho sufrimiento a la vuelta de las fiestas y desde ya tenemos que ser sensatos, y cumplir con las normas y con las recomendaciones; que algo esté permitido o no, no significa que lo debamos hacer,  y desde luego tenemos que tener mucho cuidado”.

«Nos preocupan especialmente las fechas más señaladas, las cañas de Nochebuena, la Nochevieja”, por ello ha pedido, “que todo el mundo actúe con moderación, que seamos muy prudentes y cumplamos las normas en los locales de hostelería y que limitemos nuestras relaciones a los círculos habituales, intentemos huir de prácticas habituales otras navidades que puedan conllevar riesgos”.

Habrá tiempo de celebraciones y para la recuperación, pero si no lo hacemos ahora moderadamente, lo pagaremos muy caro”, ha concluido Salaya.