El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha hecho balance de lo que ha sido el año 2021, donde se han producido avances notables en importantes proyectos como CCGreen, el Centro Budista y el Centro Ibérico de Investigación y Almacenamiento Energético. Salaya ha resaltado también la mejora de los datos del empleo, con 1.753 parados menos que hace un año y un 16,4% de paro lo que supone el mejor dato desde 2008, la importante inversión pública llevada a cabo y el gran esfuerzo realizado para apoyar a las empresas y a las personas que están sufriendo las consecuencias de la crisis.

«Todos teníamos grandes esperanzas puestas en el 2021″, ha señalado, “pero ha sido un año más duro de lo que pensábamos, en el que hemos tenido que seguir manteniendo la prudencia y medidas para contener los contagios, pero en el que también hemos visto avanzar los proyectos que se consolidan gracias a  un modelo de ciudad sólido basado en el empleo estable, la industria verde y el turismo sostenible».

«Algunos grandes proyectos han tenido avances notables», ha subrayado, “como el polígono ecoindustrial CCGreen, que por fin ha iniciado sus consultas urbanísticas. Es el proyecto industrial más importante en la ciudad en décadas y pondrá las bases de nuestro desarrollo industrial». Asimismo, ha mencionado los avances en el Centro Budista y en el Centro Ibérico de Investigación y Almacenamiento Energético, «es una realidad consolidada que traerá más de 150 puestos de trabajo directos y nos posicionará como un punto clave en esta nueva industria”.

En cuanto al empleo, Salaya ha destacado que el descenso del paro en la ciudad es una realidad consolidada, con 1.753 parados menos que hace un año, con un 16,4% de paro lo que supone el mejor dato desde 2008, y que se construye sobre un aumento importante de las afiliaciones a la Seguridad Social, «esto es una muy buena noticia tanto por el número en sí como por el comportamiento equilibrado que va mostrando nuestro mercado de trabajo. Equilibrado en cuanto al sexo, ya que la mayoría de los empleos ofertados en este último mes los han ocupado mujeres con estudios universitarios en su mayoría, y equilibrado también en cuanto a las posibilidades de las personas jóvenes, ya que más del 36% de los puestos de trabajo creados durante 2021 han sido ocupados por jóvenes menores de 25 años, un hito importante. Además, los datos son optimistas para los mayores de 45 años, un colectivo tradicionalmente vulnerable y con dificultades que este pasado mes ha encontrado menos dificultades para acceder al mercado laboral”.

También es un buen dato la cifra de autónomos, ha destacado, “cerramos el año con unos 6.023 autónomos en la ciudad, una cifra muy parecida a la que encontrábamos antes de la pandemia, ya que en diciembre de 2019 había 6.031”. En este sentido, Salaya ha recordado las ayudas destinadas a paliar las consecuencias de la pandemia, «pusimos 3 millones de euros a disposición de las empresas, una de las cuantías más altas del país, lo que se acompañó de un importante aumento del presupuesto del IMAS, en un esfuerzo para apoyar y respaldar a las empresas y a la familias que se iban quedando atrás”.

En turismo, ha detallado, “hemos logrado superar las cifras anteriores a la pandemia, y también hemos superado las dos pernoctaciones, algo que nos marcamos como un objetivo de legislatura.  También hemos sido capaces de transformar nuestro destino con la apertura del museo Helga de Alvear en plena pandemia, que también ha ayudado a esa recuperación del sector”.

Por otra parte, Cáceres ha sido la única ciudad de Extremadura que ha conseguido financiación para su Proyecto Piloto de Agenda Local Urbana lo que sentará las bases del Cáceres turístico del futuro junto con otros grandes proyectos. Además, durante el año 2021 se ha desarrollado el borrador del Plan de Acción de la Agenda Urbana Local 2030 para la implantación de los ODS, “que nos permitirá definir y consensuar un modelo de desarrollo urbano sostenible que refuerce la transversalidad de los planes y las políticas locales, que aumente y mejore la participación ciudadana y que aumente las posibilidades de financiación de las políticas”.

El Ministerio de la Transición Ecológica ha otorgado a Cáceres 200.000 euros para desarrollar este Plan de Acción, que se suman a los 3 millones de los fondos Next Generation a través del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, a los 4 millones de los Planes de Sostenibilidad en Destino, “así como otras muchas que explican lo importante que es tener un buen proyecto y modelo de ciudad a la hora de acudir  a estos programas”, ha aseverado el regidor municipal.

En accesibilidad, se ha hecho un gran esfuerzo inversor en mejorar las canalizaciones de la ciudad (Llopis, Espiri, Ciudad Monumental, Mejostilla, Aldea Moret, Nuevo Cáceres, Antonio Canales) que continuará este 2022 con 1,1 millones para mejorar Zona Centro y Ronda San Francisco. También se han acometido mejoras en el alumbrado público eliminando puntos negros de nuestro de nuestro mapa, “además hemos cumplido numerosos compromisos relacionados con accesibilidad como la ronda de la Pizarra, o la sede de la Policía Local en Aldea Moret. En cuanto a accesibilidad, se ha incrementado un 20% el presupuesto de inversiones en el contrato de mantenimiento para ir adaptando los pasos de peatones y paradas de autobuses”. Salaya ha pedido paciencia a la ciudadanía por las molestias que acarrean estas obras “que son los mejores síntomas del crecimiento económico de la ciudad y de la inversión que seguirá en los próximos años”.

En urbanismo “gracias al trabajo realizado para agilizar las tramitaciones y los procesos administrativos, lo que parecía una quimera hace años, y al acompañamiento a los empresarios hoy podemos hablar del desbloqueo de todos los proyectos de desarrollo comercial de la ciudad y muchos de la renovables”. Ha destacado asimismo la revitalización cultural de la ciudad, “lo que hace una ciudad mejor, a la que quieran venir muchos y de la quieran irse los menos posibles”.

“No olvidemos que acabamos de hacer dos años y medio en el gobierno y que la pandemia comenzó hace casi dos años”, ha recordado, “así que no podemos estar más que muy orgullosos de todo lo que se ha conseguido y sobre todo de los cimientos que hemos puesto para atraer grandes proyectos de esta ciudad, y no como equipo de Gobierno y Ayuntamiento, sino orgullosos como ciudad y del inmenso esfuerzo colectivo que está haciendo Cáceres para crecer y recuperarse de la crisis en la que vive sumida hace décadas”.

La perspectiva de futuro para la ciudad es muy prometedora e ilusionante, “entramos en la época de mayor inversión pública en la ciudad a la que se suman grandes proyectos privados, y lo más importante, 2022 marcará un antes y un después en el futuro de Cáceres con estos proyectos que son ya una realidad”.