Logo Ayuntamiento de Cáceres

El Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMAS) del ayuntamiento de Cáceres saca por primera vez la convocatoria de prestaciones económicas de emergencia social con carácter anticipado. El objetivo es ofrecer a los beneficiarios la posibilidad de solicitar las ayudas durante los 365 días del año.

El IMAS ha publicado los datos del mes de enero sobre la concesión de prestaciones de emergencia social. Los datos han sido significativos debido al gran número de solicitudes atendidas. La concejala de Asuntos Sociales, María José Pulido, ha declarado que los datos “reflejan perfectamente la dura situación a la que nos tiene sometidos la crisis sanitaria, social y económica. Aún así podemos decir que estamos respondiendo adecuadamente a las demandas recibidas”.

María José Pulido ha informado de que se han concedido un total de 187 ayudas durante el primer mes del año, “de esas prestaciones, se han beneficiado 160 unidades familiares que corresponden a un total de 480 personas beneficiarias”. El presupuesto destinado a las prestaciones ha sido de 97.611,84 euros.

En cuanto al reparto de las ayudas por zonas, se han establecido tres diferentes: zona centro, zona norte y zona Aldea Moret. En zona centro se han repartido un total de 61 prestaciones, en la zona norte 48 y en la zona de Aldea Moret 51.

Si se desglosa el número de prestaciones económicas según el concepto al que se han destinado, la mayoría de ellas, un 61,33%, han cubierto gastos de alquiler. En segundo lugar, un 32,17%, se han destinado a alimentación e higiene. En tercer lugar, un 31,17% de las prestaciones han costeado los gastos de vestido y calzado.

Por otra parte, un 23,12% se ha destinado a la compra de mobiliario y electrodomésticos básicos. Un 15,8% de las prestaciones ha cubierto suministros energéticos, un 10,5% se ha destinado a hipotecas y otro 10,5% a tratamientos especializados. Un 3,2% se ha utilizado para proporcionar material educativo y un 2,1% para la distribución de tablets. Las ayudas han cubierto también gastos derivados de productos farmacéuticos y alojamientos alternativos, a los que se han destinado un total de 643,08 € y 646,80 €, respectivamente.