El grupo inversor Scipion Perú convertirá el Palacio de Godoy de Cáceres en un hotel y restaurante de alto nivel

El grupo inversor Scipion Perú convertirá el Palacio de Godoy de Cáceres en un hotel y restaurante de alto nivel

-La inversión prevista es de 10 millones de euros y 72 habitaciones

El grupo inversor Scipion Perú SAC, que cuenta con un gran capital inmobiliario en Lima (Perú), va a convertir el Palacio de Godoy de Cáceres en un hotel de 72 habitaciones y un restaurante de alto nivel con una inversión de 10 millones de euros. El dinero lo empleará en la rehabilitación de este inmueble del siglo XVI y la construcción de un edificio anexo, además de recuperar los jardines y crear un centro de convenciones para reuniones empresariales.

El proyecto está recogido en un protocolo que la empresa ha firmado con el Ayuntamiento de Cáceres y la Junta de Extremadura y que incluye actuaciones más ambiciosas que se extienden a otros edificios públicos y privados del casco antiguo cacereño, que este grupo pretende recuperar para darles un uso cultural, educativo, social e, incluso, residencial.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, y el gerente de Scipion, Fernando Palazuelo, han esbozado este miércoles esta iniciativa que se ha impulsado a tres bandas. La Administración regional, propietaria del palacio situado en las inmediaciones de la plaza de Santiago, pondrá a disposición de la empresa el edificio por más de dos millones de euros que se irán embolsando a través de la empresa pública Avante, una vez se hayan realizado las inversiones previstas.

Por su parte, el ayuntamiento se compromete a agilizar los cambios urbanísticos necesarios para que se puedan acometer las obras del Palacio de Godoy, ya que hay que modificar el uso del inmueble para que pueda albergar una actividad del sector servicios, así como la rapidez en la concesión de licencias de obras y permisos municipales para que, en unos meses, pueda empezar la rehabilitación. La empresa peruana, por su parte, pone la inversión para sacar adelante el proyecto.

La alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado, ha incidido en que el proyecto no acaba con la rehabilitación y apertura de este palacio que lleva el nombre del cacereño Francisco de Godoy Aldana, que precisamente en 1536 llegó a ser alcalde de la ciudad de Lima (Perú), sino que la idea es recuperar otros edificios para convertir el entorno de la plaza de Santiago en el Montmartre cacereño como núcleo de atracción de proyectos culturales, al igual que el famoso barrio parisino.

“Es un proyecto de conjunto que revoluciona la ciudad porque ésta es nuestra mina y éste es el proyecto en el que cree nuestro equipo de Gobierno, que hará que la ciudad sea un referente en el mundo”, ha recalcado la regidora en la presentación de esta iniciativa que, de momento, va dirigida al sector servicios pero que busca ampliar horizontes a otras actividades empresariales y sociales.

Ello conllevará también oportunidades de empleo ya que, durante todo el proceso de rehabilitación, se espera que unas 150 personas trabajen en el edificio, según ha explicado el director gerente de Scipión Perú, Fernando Palazuelo, que ha avanzado que tanto el restaurante como el hotel ofrecerán un servicio de calidad para atraer visitantes a la ciudad que encuentren en ella un lugar para reunirse y trabajar. En cuanto al restaurante, aunque no está cerrado, podría ocuparse de las cocinas algún chef peruano de gran reconocimiento internacional.

Por su parte, el presidente de la Junta, Fernández, Vara ha resaltado que el “capital” que aporta la Junta de Extremadura a esta iniciativa, que se lleva negociando desde hace ocho meses, es el propio edificio para que sea rehabilitado y pueda abrirse al público dando un servicio a los ciudadanos. “Nos hemos puesto de acuerdo para arreglar los papeles cuanto antes”, ha señalado en alusión a la colaboración entre la administración regional y local, que son de distintos signo político.

“Las empresas deben tener facilidades para venir y nuestro empeño es colaborar entre administraciones para que las inversiones se queden y para solventar problemas”, ha dicho el jefe del Ejecutivo extremeño, que ha añadido que el proyecto no se queda solo en el Palacio de Godoy, sino que “va más allá” y se enmarca en uno más global para impulsar a Cáceres como ciudad cultural.

Palazuelo ha explicado que está realizado el proyecto técnico y dispuesta la inversión por lo que ahora lo que queda son los trámites administrativos finales para dar el pistoletazo de salida a este iniciativa inmobiliaria que, según ha incidido, se extenderá a otros edificios, algunos privados, con los que ya se ha firmado algún contrato de opción a compra, aunque no ha desvelado de qué edificios se trata.

“Cáceres es una ciudad atractiva para la inversión privada y en este caso es un proyecto singular que genera muchas oportunidades”, ha incidido la alcaldesa en su intervención que ha calificado el proyecto de “real” y “factible” porque “encaja como un guante en la ciudad y genera un valor añadido”.

El protocolo firmado entre las tres partes (Junta, ayuntamiento y empresa) incluye un periodo de desarrollo de todo este proyecto para los próximos diez años, lo que “hará de Cáceres una ciudad de oportunidades para disfrutar y trabajar”, ha concluido Elena Nevado.

(Europa Press-Gabinete de Prensa)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies PROPIAS Y/O DE TERCEROS para garantizar el correcto funcionamiento del sitio web y permitir acceder a los servicios prestados. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Puede rechazar las cookies configurándolas. Para más información consulte nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies