Logo Ayuntamiento de Cáceres

El Ayuntamiento de Cáceres ha decidido, tras el informe solicitado a la Policía Local después del último accidente mortal ocurrido en la cantera de Olleta el pasado día 6, abrir un expediente sancionador y exigir el vallado donde no lo está adecuadamente para dar la máxima seguridad y evitar más siniestros.

El concejal de Urbanismo, José Ramón Bello, ha explicado que se ha llevado a cabo una inspección exhaustiva para comprobar la zona perimetral, linderos, caminos públicos que circundan a su alrededor, así como el lugar de extracción y zona destinada para el acopio de materiales y las condiciones de seguridad en las que se encuentra en la actualidad después del fallecimiento de un joven que realizaba motocross junto a otro amigo que resultó también herido.

En dicho informe se recoge que la superficie perimetral de la zona de extracción y oficinas consta de 182.785,95 m² encontrándose vallada en todo su perímetro mediante malla metálica y postes de unos 2 metros de altura, siendo segura para el impedimento de acceso a toda persona ajena a la propiedad.

Por otro lado, la zona destinada al acopio de material perteneciente a la extracción realizada en el interior de la caldera, maquinarias y balsa de limpieza de vehículos de gran tonelaje consta de 89.631,16 m² encontrándose abierta sin ningún tipo de vallado o seguridad que imposibilite o prohíba el acceso al lugar.

El informe señala que sería conveniente que de modo urgente se tomaran medidas al respecto por la peligrosidad que conllevan los montones de acopio de material de gran altura y tonelaje para las personas físicas que transitan habitualmente por el lugar, ya que por allí discurren varios caminos de titularidad pública y municipal que diariamente son utilizados por viandantes, ciclistas, senderistas, naturalistas, motoristas y otros grupos de personas atraídas por las actividades al aire libre y que utilizan dicho paraje sin tener en cuenta su peligrosidad.

Por todo ello, ha señalado el concejal, “se ha decidido exigir a la propiedad el inmediato vallado para dar la máxima seguridad a este área que ya fuera precintada por los tribunales de justicia y que no cuenta con las licencias para ejecutar su actividad”.

Al mismo tiempo, ha añadido, “se va a proceder a la apertura de un expediente sancionador y si fuera preciso a la ejecución subsidiaria de estos trabajos con la imposición de las multas para la reposición de esa seguridad en lo que fuera el área de trabajo y acumulación de áridos de dicha cantera”.

“El Ayuntamiento velará porque todas las instalaciones y edificios de la ciudad cuenten con la adecuada seguridad, salubridad y ornato público conforme a lo que marca el ordenamiento jurídico y el planeamiento de la ciudad”, ha concluido Bello.