El Ayuntamiento de Cáceres abre un proceso de participación ciudadana con el borrador del Plan Especial de Protección y Plan de Gestión del Conjunto Histórico de Cáceres

El Ayuntamiento de Cáceres abre un proceso de participación ciudadana con el borrador del Plan Especial de Protección y Plan de Gestión del Conjunto Histórico de Cáceres

El Ayuntamiento de Cáceres abre un proceso de participación ciudadana tras la presentación del borrador completo de la revisión del Plan Especial de Protección y Plan de Gestión del Conjunto Histórico de Cáceres (PEPRPACC) que han presentado esta mañana el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, el concejal de Urbanismo, José Ramón Bello, y el equipo redactor, en el Palacio de la Isla. 

El documento puede ser ya consultado en la web www.pchcaceres.com, y con él comienza un periodo de divulgación de la documentación del trabajo a través de la página Web, en la que cualquier ciudadano y ciudadana podrá aportar sus sugerencias para que de esta manera todos ayuden a mejorar la labor presentada. 

El alcalde ha informado de que “a partir de ahora, atravesamos un hito importante, que es el inicio de un plan de debate y de reflexión de toda la ciudadanía que durará en torno a un año”. 

Asimismo, el edil ha aclarado que “el Plan Especial no es solo una fórmula para la protección del patrimonio si no que son las normas de cómo convivimos con el patrimonio, y eso es lo que hace que Cáceres sea una ciudad Patrimonio de la Humanidad y no una ciudad con monumentos Patrimonio de la Humanidad”. 

El alcalde también ha compartido algunas de las propuestas más relevantes incluidas en el borrador como el objetivo de atraer a una población más joven que permita el relevo generacional, la mejora de las condiciones de accesibilidad y movilidad que permitan una funcionalidad correcta dentro de un ámbito singular, la rehabilitación y revitalización de edificaciones y ámbitos deteriorados con alto grado de desocupación. 

También, la puesta en uso de los inmuebles infrautilizados que ayudará a regenerar el pulso vital del casco histórico, especialmente en la zona comercial y contenedores dotacionales vacíos; la conexión entre recursos naturales, culturales y sensoriales; el fomento de la peatonalización o semipeatonalización, donde el peatón es la figura prioritaria y tiene preferencia sobre los vehículos motorizados u otros como las bicicletas y fomentar un turismo de alta calidad, entre otras muchas. 

“Enfrentamos un documento muy importante en el que queremos que se implique todo el mundo, que tiene mucho que ver con lo que va a ser el futuro de la ciudad. Cáceres ha sido siempre un buen ejemplo de convivencia entre una ciudad viva y su patrimonio histórico aunque aún tenemos muchos retos por delante, como este, en el que tenemos que poner todos nuestros esfuerzos” ha concluido Salaya.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies PROPIAS Y/O DE TERCEROS para garantizar el correcto funcionamiento del sitio web y permitir acceder a los servicios prestados. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Puede rechazar las cookies configurándolas. Para más información consulte nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies