El ayuntamiento propone a la mesa del Transporte el autobús al nuevo hospital y la entrada al Junquillo

El ayuntamiento propone a la mesa del Transporte el autobús al nuevo hospital y la entrada al Junquillo

  • Entre las medidas también se contemplan modificaciones técnicas en la línea 8 y 2
  • El coste de las modificaciones costaría 152.000 euros
  • El acceso de scooter al servicio de autobús es otro de los asuntos tratados
  • Se han estudiado bonificaciones para las familias numerosas

Esta mañana se ha reunido la “Mesa de diálogo del servicio de transporte urbano” de la ciudad de Cáceres con distintos puntos en el orden del día entre los que se incluyen las modificaciones necesarias para llevar el autobús al nuevo hospital, que está previsto se abra en enero, y también para el acceso al interior de la urbanización del El Junquillo, entre otras cosas.

En dicha reunión, que se ha prolongado durante cerca de dos horas en un ambiente cordial, la concejal responsable del área, Montaña Jiménez, ha presentado la propuesta del equipo de Gobierno para cubrir estas necesidades y seguir trabajando por “mejorar un servicio público básico, como es el del bus urbano”.

Durante la celebración de la mesa, en la que han estado presentes los miembros de los distintos grupos políticos, técnicos municipales, agrupación vecinal, empresa concesionaria y la concejala del área, se ha realizado una cuantificación de las nuevas propuestas, cuyo coste ascendería a 152.297 euros, más iva.

Modificación de línea 3

En cuanto a las propuestas concretas se incluye la creación de una nueva línea 3 que sería el resultado de la unión de las actuales líneas 3 y refuerzo del campus en una única línea, puesto que ambas cuentan con gran parte del trayecto similar, diferenciándose únicamente el inicio y el final.

La propuesta de nueva línea 3 permitirá llegar al nuevo hospital, además de contar con un recorrido que una la mayoría de los centros de saludad de Cáceres con la nueva infraestructura sanitaria y “sin dejar de prestar el servicio que actualmente realizan las dos líneas a fusionar, entrando en el campus universitario y parando próximo al centro penitenciario.

La frecuencia de la línea sería de 20 minutos por la mañana y 25 minutos por la tarde los días de diario, mientras que los fines de semana serían de 40 minutos, mejorando la frecuencia actual. El incremento de kilómetros por la llegada al Hospital sería de 84.202 al año, por lo que la valoración económica de esta modificación es de un coste anual de 146.568 euros.

En cuanto a las paradas de la nueva línea 3 serías las siguientes: Cabecera en Pierre de Coubertin, intersección con calle Juan Solano Pedrero (junto al Centro de Salud de Nuevo Cáceres y las dependencias de la Policía Nacional), pasando por el centro de Salud de San Jorge, donde se encuentra también el IMAS, el centro de salud Zona Centro y Plaza de Argel, entrando en el campus universitario, hasta el hospital. Se crearían nuevas paradas en la calle Atahualpa, en el vial de acceso al centro penitenciario, en el campus Universitario y en el Hospital. Según Montaña Jiménez, mejoramos el servicio y creamos una red de comunicación sanitaria positiva para los cacereños.

Línea 4

La otra modificación destacada es la relativa a la línea 4, que actualmente cuenta con tres variantes. Lo que se pretende con esta modificación es que “en todos los viajes” se entre en la urbanización de El Junquillo con frecuencia de 30 minutos los días laborables y los festivos.

La previsión es que este servicio se ponga en marcha una vez se abra el vial de conexión Junquillo-Macondo, que está previsto entre en servicio en mayo-junio de 2019. Con la apertura de dicho vial se evita el recorrido circular actual, mejorando la eficiencia del servicio del bus con más paradas en Castellanos-Junquillo. El incremento de kilómetros con este cambio en la línea 4 se ha cuantificado en 7.483  euros al año, algo que es así gracias al ahorro que supondrá en distancia la entrada en vigor del vial Junquillo-Macondo.

Líneas 2 y 8

En la reunión se ha dado cuenta de otras dos modificaciones que afectarán a las líneas 2 y 8, aunque estos cambios son más de carácter técnico y funcional, con muy ligeras variaciones. En concreto, en la línea 2, en su recorrido a la zona sur de la ciudad, la marcha entre Plaza de América e Isabel de Moctezuma se realiza por la calle Antonio Hurtado, girando por Sánchez Manzano. La modificación propuesta es que gire por avenida de Portugal hasta Isabel de Moctezuma. La decisión se ha tomado después de que ese recorrido se realizara cuando Antonio Hurtado se cortó por obras, con resultados positivos, con un abaratamiento de los costes para el servicio que se ha estimado en 1.754 euros.

En cuanto a la línea 8, actualmente en su recorrido por las urbanizaciones Montesol I y II se realiza por el mismo vial de ida y vuelta, lo que provoca confusión en los usuarios a la hora de determinar la dirección del bus. Lo que se propone es, una vez abierto el vial de la avenida de Cordel de Merinas, se propone modificar el recorrido de la línea en citadas urbanizaciones, lo que evitará duplicidad de paradas y se creará una nueva en la calle Las Águilas. En este caso no se modifican kilómetros, ni frecuencia ni horas de servicio, por lo que no tiene coste económico.

Estas modificaciones se llevarán a comisión para ser votadas y luego ratificadas, en el caso de aprobarse, en el Pleno Municipal. Al margen de la modificación de estas cuatro líneas, también se han llevado propuestas para la bonificación del billete en el caso de familias numerosas, jóvenes y el uso de “scooter”.

Bono familias numerosas

Uno de los puntos que se ha llevado también a la mesa de diálogo ha sido el relativo a bonificar el billete de autobús a las familias numerosas. En concreto, la Asociación que aglutina a este colectivo ha realizado una propuesta para rebajar en un 50% el coste del billete a las familias de “categoría especial”, mientras que sería un 20% a las familias de categoría “general”. Desde el equipo de Gobierno se está estudiando una segunda propuesta más ambiciosa que incluiría una bonificación del 50% para las familias numerosas de categoría general y de bonificación total, 100%, en las especiales, lo que podría suponer 36.000 euros anuales de sobrecoste y que se está estudiando.

Otra de las propuestas que se ha llevado, para estudio, es la de un posible bono bus joven de diez viajes o una tarjeta mensual joven. En función de la tarifa que se redujera, que podría ser en 15 y 20 céntimos menos por viaje en el caso del bono de 10 y de 4 o 9 euros por la tarjeta mensual, el déficit del servicio sería entre 134.000 euros y 420.000 en función de la reducción que se aplicara. Este punto se ha llevado para estudio preliminar y se seguirá analizando.

Scooter

Por último, se ha informado de la posibilidad de permitir el acceso de los scooter de uso por personas de movilidad reducida al servicio de autobús urbano, que también tendrá que verse en comisión. La propuesta que se ha llevado es que  las personas con discapacidad y movilidad reducida que utilicen scooter para desplazarse deberán solicitar la correspondiente tarjeta acreditativa para el acceso y utilización en los autobuses. En cuanto a los requisitos para tener la tarjeta, las personas que la soliciten deben acreditar un grado de discapacidad del 33% o superior.

En lo relativo a la silla de ruedas tipo scooter, esta deberá tener una delimitación de 1,20 de largo y 75 de ancho. Además, el peso total de la persona usuaria y el scooter no podrá exceder los 300 kilos, que es el peso máximo que soporta la rampa de acceso al autobús.

En cuanto a las normas de uso, las personas que tengan esta tarjeta, deberán presentarla para poder acceder. Una vez en el autobús, deberá colocarse en el espacio reservado para las personas con movilidad reducida. Además, estará obligado a accionar el freno, desconectar las baterías y usar el cinturón de seguridad. Lo que se busca es la seguridad del usuario de la scooter, pero también del resto de ocupantes del autobús que comparten espacio en el mismo.

Las solicitudes deberán presentarse en las oficinas del servicio de autobús que llevará a cabo la tramitación. Deberá presentarse DNI, tarjeta acreditativa del grado de discapacidad la ficha técnica del scooter y una fotografía del mismo. Con este protocolo, se ha destacado, lo que se intenta es cubrir un vacío en cuanto al uso de scooter en el autobús urbano primando la accesibilidad y también la seguridad de todos los usuarios del autobús urbano.

En definitiva, ha concluido Montaña Jiménez, un importante paquete de medidas para mejorar el bus urbano en Cáceres y también la movilidad y los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos, ha concluido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies