El consejo rector del IMAS aprueba la Ordenanza que regula las prestaciones sociales

El consejo rector del Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMAS), reunido en la mañana de hoy, ha dado el visto bueno a la Ordenanza Reguladora de la Concesión de Prestaciones Sociales Económicas del IMAS.

El objetivo de esta ordenanza es regular las prestaciones municipales para ofrecer una atención “universal, global, de carácter complementario y subsidiario” que de cobertura a las necesidades socioeconómicas de los cacereños.

Así, con esta Ordenanza se concretan las ayudas económicas de urgencia social no periódicas, para afrontar gastos específicos de carácter primario relativos a la cobertura de necesidades básicas por situaciones excepcionales y prevenir casos de exclusión social, favoreciendo la integración, según ha destacado la concejala de Asuntos Sociales, Marisa Caldera.

Todas las ayudas económicas buscan responder a situaciones ocasionadas por necesidades coyunturales que no pueden ser satisfechas por falta de recursos económicos y que afectan a unidades familiares o de convivencia,  desestabilizando su normal desarrollo, ofreciendo herramientas que den respuesta inmediata a situaciones de urgencia social individual, familiar y comunitaria.

En cuanto al carácter, las ayudas son “finalistas” y las necesidades previstas para cubrir van desde las de alimentación, higiene, vestido, calzado y otros gastos básicos de la vida diaria, a las de mobiliario básico de vivienda habitual, luz, agua, gas o el tratamiento especializado de ortopedia, prótesis dentales y lentes correctoras, material escolar, ayudas para alquiler o hipotecas, medicación, comedores escolares, entre otras.

En la ordenanza se recoge pormenorizadamente todas las ayudas y los requisitos para ser perceptor de las mismas, tanto relativas a nivel de renta como unidades familiares, residencia, etc. Podrán solicitar las ayudas las personas físicas o unidades familiares y la cuantía económica de las mismas se determinará por los trabajadores sociales una vez realizada una valoración, siempre con un máximo anual de 2.000 euros por unidad familiar, salvo preceptivo informe que avale una cantidad superior.

Según la concejala del área, la ordenanza busca plasmar en un documento las ayudas que ya se estaban ofreciendo en la ciudad y que cuenta con una importante cuantía porque “Cáceres es una ciudad solidaria” que siempre está con las personas que más necesidades tiene. La nueva Ordenanza se ha aprobado por unanimidad.

Asimismo, en comisión se ha dado cuenta del número de ayudas concedidas en lo que va de año en concepto de “Mínimos Vitales” y “Ayudas Económicas”, que ascienden a 114. En concreto para mínimos vitales se han concedido 48 subvenciones (luz, gas, agua…), mientras que las Ayudas Económicas han ascendido a 66 (Hipoteca, alquiler, gastos básicos, gafas, alimentación, etc.)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies