Cáceres es la primera ciudad extremeña en adherirse a la Declaración de París

Cáceres es la primera ciudad extremeña en adherirse a la Declaración de París

El Ayuntamiento de Cáceres firma de adhesión a la Declaración de París, promovida por CAEX para sentar las bases que pongan fin a la epidemia del sida.

Se estima que cumplir los objetivos de la estrategia “90-90-90” evitará casi veintiocho millones de nuevas infecciones y conseguirá poner fin a la epidemia de sida para el 2030.

 El Ayuntamiento de Cáceres ha firmado este lunes la adhesión a la Declaración de París promovida por el Comité Antisida de Extremadura (CAEX) en una rueda de prensa en la que han participado la alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado y el presidente del CAEX, Santiago Pérez.

La alcaldesa, ha llevado a la comisión del pleno la propuesta de adhesión del consistorio a la Declaración de París de lucha contra el sida, para sentar las bases que pongan fin a la epidemia y con ello al compromiso político de cumplir con los objetivos establecidos, siendo ratificado por todos los partidos políticos.

La Declaración de París ha sido suscrita por 42 países, incluido España, el 1 de diciembre de 1994 y a la que posteriormente se han venido sumando otras ciudades españolas como A Coruña, Barcelona, Fuenlabrada, Madrid, Málaga, Sabadell, San Sebastián, Sevilla, Teruel, Torremolinos o Zaragoza. Así, ahora Cáceres se convierte en la primera ciudad extremeña en asumir la Declaración de París para reforzar los compromisos que contiene y mantenerlos con vigencia.

Esta propuesta habla de una acción acelerada en las ciudades para poner fin a la epidemia del Sida y plantea alcanzar la conocida estrategia 90-90-90 propuesta por ONUSIDA, que pretende asegurar que el 90% de las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico, que el 90% de las personas diagnosticadas estén en tratamiento, y la supresión de la carga viral del 90% de quienes reciben tratamiento.

Con esta firma de actas, el Ayuntamiento de Cáceres adopta entre otros compromisos, liderar acciones encaminadas a construir y acelerar las estrategias locales en materia de VIH; movilizar recursos, como la puesta en marcha de un grupo de trabajo integrado por miembros tanto del ayuntamiento como del CAEX para lograr una mejor integración de salud pública y desarrollo. Además, de usar la respuesta al Sida como catalizador para una transformación social positiva; abordar las causas de riesgo, vulnerabilidad y transmisión con especial atención a las personas marginadas y vulnerables; situar a las personas en el centro de todo las acciones y como consecuencia de todo ello poner fin a la epidemia del sida para el año 2030.

Según ONUSIDA, además de reducir el número anual de nuevas infecciones por el VIH en más de un 75% (hasta 500.000) para 2020, se persigue alcanzar la cero discriminación. A su vez, se estima que cumplir los objetivos de la estrategia “90-90-90” evitará casi 28 millones de nuevas infecciones y conseguir poner fin a la epidemia de sida para el 2030.

El acto, que ha tenido lugar en el ayuntamiento cacereño, ha querido servir de ejemplo a todas las administraciones. Por ello, la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, se ha referido a la firma como un “sello de compromiso de trabajo en la lucha contra el VIH y el sida junto al resto de ciudades” y ha invitado a los ayuntamientos extremeños a unirse a la lucha para la erradicación de esta enfermedad. En este sentido, Santiago Pérez, presidente del CAEX, ha asegurado que “la infección por VIH y el SIDA siguen siendo uno de los problemas más graves de salud pública que hay en el mundo, pero parece que se comienza a hablar con bastante convencimiento de una posible solución a la infección por VIH”  considera por su parte que hace falta mayor implicación de todos.

Pérez, ha explicado que la comunidad internacional debe intensificar su cooperación en la investigación, el desarrollo de vacunas y los medicamentos anti-retrovirales que mejoren la situación de las personas que viven con VIH. Igualmente, las instituciones médicas y farmacéuticas deben asumir sus responsabilidades sociales y realizar esfuerzos reales por disminuir los costos de los tratamientos y medicamentos contra el VIH-Sida, para que todas las personas que los necesiten puedan tener acceso a un tratamiento eficaz. Así, expresa Pérez “si existe compromiso de nuestros alcaldes habremos dado un paso importantísimo para eliminar la infección por VIH y poner fin a la epidemia”.

La progresión de la infección por VIH hacia la enfermedad del Sida se está controlando con tratamientos antirretrovirales, lo cual ha hecho que la incidencia del Sida en nuestra comunidad autónoma haya descendido considerablemente desde el año 1996, al igual que en el resto de España. Atendiendo a datos facilitados por la Red de Vigilancia Epidemiológica de Extremadura, entre el 2003 y el 2015 se han notificado 536 nuevas infecciones por VIH, de las que el 50% se han notificado en los últimos seis años; el número de nuevas infecciones muestra una línea ascendente en los últimos años, principalmente en hombres, si bien en 2014 y 2015 se puede apreciar un descenso del número de casos. Asimismo, casi el 19% de los casos se diagnosticaron directamente como  sida, por lo que es muy importante potenciar el diagnostico precoz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies